Pages

viernes, 27 de septiembre de 2013

Escolaridad, (J)aulas De Un Sistema Podrido.





 “Por cariñosos que seáis,
por amena que sea vuestra conversación,
por bondadosos, afables y simpáticos
que os mostréis en el trabajo y en el descanso...,
jamás mereceréis nada,
a excepción del desprecio.”
(Fantasma del castigo. Sobre la forja del profesorado. Pedro García).



Activa presencia,
de legañas, cuajas esquirlas.
El trabajo sucio del sistema;
Escolaridad,
Mutilación de la unión simbiótica
madre-hij@,
adoctrinamiento,
sumisión,
infanticidio.
Llantos, infinita tristeza y miradas.
Amargura y resignación.
Desfallece un poco más
el sentido organizativo,
se lapida al pensamiento crítico e independiente.
Termina la clase,
(J)aulas vacías.
Queda al fondo,
sobre una gran pizarra;
el yugo opresor,
democracia demofalacia,
la herencia feudal
del criminal dictador.

Y al amanecer,
se repetirá de nuevo
el día de la marmota.
Ilusiones muertas, vacíos, sueño y legañas.
Vuelta a empezar, otra vuelta de rosca,
alimentar al engranaje
de un sistema sin escrúpulos.


“A mí lo que me extraña, y casi me aterra, es que no todos pierdan la razón en el aula; lo que me horroriza y casi me deprime es que haya profesores (y policías, y militares, y carceleros) “felices”, a gusto en su empleo, clínicamente sanos. “

viernes, 20 de septiembre de 2013

Proletarios del mundo uníos... (Último aviso)



“-Quien quiera localizarme sabe dónde y cómo hacerlo-
Dije una vez y me perdí cuarenta y tres días en las preliminares de la muerte
(esa que nunca tiene prisa por cogerte)
para despertar soñando leer un libro de Horacio Quiroga
y me sentí como un copo de nieve sin nieve
aunque por dentro supurase deflagraciones calóricas,
como una nube sin cielo, un helminto sin manzana tal vez,
un libro Rojo sin proletariado, un puto rey sin cabeza.”
(Manu LF.”Mamadas perdidas, 2005”)


Días muertos, esos en los que te dan ganas de decir a los y las votantes de pseudodemócratas reformistas y revisionistas afines al régimen, que se podían haber quedado en sus casas satisfaciendo sus necesidades sexuales antes de, papeleta en mano, correr al circo “democrático” a depositar su ignorante voto cirquense como cada cuatro años en las urnas embutidas de inopia.

Muriendo en vida.

Muy pocos me conocen (no conozco nada de ti, solo la mirada con la que lo dices todo) y muchos son quienes ni siquiera se molestarían en hacerlo. La supervivencia –vivir muriendo-me convierte un día más en autómata. El capitalismo me prostituye, me divide, me arruga y me transforma en mercancía. Una vez me ha vaciado, viene cuando se despoja de mí y me olvida en el vertedero. Contigo que lees esta mierda también lo hace, aunque no quieras darte cuenta. Muchos que parecen estar estreñidos no se molestarán ni en cambiar el establo, yo estoy en ello. Esos muchos tampoco me conocen, aunque den por hecho que no es así, adivino que llevan demasiado tiempo contemplando sus jodidos cadáveres y todavía no han caído en que sufren el Síndrome de la muerte en vida, una conjunción de resignación, monotonía, hastío, superfluidad consumada, ¿Cómo será ese esqueleto que se oculta en cada persona?

Balas Benéficas S.A.
Viendo el panorama de desolación que tenemos, cualquier día a cualquiera le puede dar por disparar balas de justicia. Balas benéficas, en plan ONG, cáritas (la limosna no es la solución) pero más a lo bestia. Cada día veo más gente comiendo de las basuras, cada día empeora el sistema educativo, laboral, sanitario y por no hablar de los suicidados provocados por intimidación, amenaza, miedo; Terrorismo Encubierto S.A…
Los disfraces se van terminado, el capitalismo asesina sin escrúpulos, con desvergüenza como lo hizo con total impunidad sobre Andreas Baader, Ernesto Guevara, Thomas Sankara… dejaron nubes llorando sobre los olvidados, los excluidos, los sin tierra, los nadie de Galeano y los que resisten. Pues eso, para bien o para mal, según se mire, a cualquiera le puede dar por disparar, balas benéficas siempre. Amén.

Telediario.

El telón de la farándula, se llama telediario, telementira, telemierda, se cierra y se abre, siempre es así.
Señores y señoras, ante todos ustedes y a la hora suprema; el sueño eterno, el delito, el atentado, el estrago, al fin y al cabo el FIN, llámenlo como deseen, la parca, la dama de negro. Ustedes tienen la última palabra y nunca mejor dicho, acomódense en sus butacas y disfruten, critiquen, regocíjense, abúrranse o sientan con discreción u osadía la justa horchata corriendo por sus venas.

Con-Sume.(La mágica espiral)
Pronto la publicidad-santa comedia-, frivolidad, histrionismo consumista, mañana saca la visa, compra, lo que sea pero compra, sucedáneo de libertad, gasta, consume, siente el placer de la variedad, la compleja diferencia. Siente la satisfacción del conquistador, el poderoso; el vecino, a tu lado, será un esperpento porque tu tele es de plasma y tiene tropecientas pulgadas, la de él no, pero al fin y al cabo no te quieres enterar (Yee-Yee que dijo una arpía), que la diferencia reside fundamentalmente en una característica, calidad de imagen y sonido en este caso. La mierda sale mejor en tropecientas pulgadas además con sonido surround. Pero entérate, sigue siendo mierda, como la de los alimentos con los que nos envenena el capitalismo, conservantes, edulcorantes, matarratas para los niños con sabor a azucares que salen de la chistera por arte de birlibirloque. Consumismo, la muerte mágica.

Reíd con belleza.

Debo reconocer que en sólo cuatro renglones y por segunda vez, me he redescubierto rompiendo una promesa que hice hace tiempo y mientras tanto los pajaritos cantan y las nubes se levantan…ja, je, ji, jo, ju…reíros con ganas, sí, pero hacerlo con belleza y con soltura no os va a librar de las argollas de esclavos que nos impusieron y que hoy aprietan sin tapujos ni vergüenza.
El día de mañana, antes de dormir, contadles un cuento a vuestros hijos. Aquel que narra cómo os dejasteis robar, saquear y explotar por quienes robaron su futuro y el vuestro a cambio de tres comodidades. Aunque considerablemente
sea harina de otro costal, reíd con hermosura y dormid como eunucos mentales.

Proletarios del mundo uníos... (Último aviso, que las ostias que nos llevamos algunos…)


jueves, 5 de septiembre de 2013

Aquella.



“Fiel como las estrellas,
que detienen su brillante ocupación;
rauda como cuando en la casa nueva del Génesis
las encendí yo…” (Emily Elizabeth Dickinson 1830-1886)


La joven dulce y desnuda
sucumbe al sueño de los lienzos,
entre alfeñiques marcos de cartón piedra.
Aquella cuya amabilidad se acentuó
en las últimas hojas del almanaque.
Como si el tiempo intuyera tras un velo
que Aquella que con su fuego pintó lo externo,
trazó un camino que lleva a la eternidad;
a donde viven los cipreses rojos,
movidos por las manos suaves de Aquella otra joven dulce y desnuda.
Y Aquellas  que convirtiéndose en polvo
se diluyeron entre las estrellas.
Duermen en su Luna,
 muchos corazones custodian desde entonces
para satisfacer el  voraz apetito del desconsuelo,
por las ausencias, en el silencio de las noches.

…a pesar de todo, en las noches de verano en tierra de la amargura, los grillos cantan y cantan siempre a dos estrellas,
cantan y cantan siempre a dos estrellas, cantan y cantan siempre a dos estrellas, cantan y cantan siempre a dos estrellas, cantan y cantan siempre a dos estrellas, cantan y cantan siempre a dos estrellas, cantan y cantan  siempre a dos estrellas, cantan y cantan siempre a dos estrellas, cantan y cantan siempre a dos estrellas, cantan y cantan siempre a dos estrellas…